Las areas de trabajo que proponemos son cuatro y responden a lo que entendemos necesario para la formación de un educador holístico al aire libre, y cada uno de ellos representa una parte del ser humano con la que está directamente asociada. Sin embargo, cada una de ellas no se comprende sin las demás, generándose un cuerpo unificado de acción. 

Ser Naturaleza

​La educación nunca es más efectiva que cuando facilita el crecimiento de todos los niveles del ser - físico, mental, emocional y espiritual - es decir cuando es holística. Para lograr aquello es menester crear un entorno que permita desarrollar vivencias concretas que trascienden lo meramente intelectual, involucran a la persona completamente y ponen en práctica valores tendientes a buscar el bienestar común.

CORAZÓN
Relaciones Naturales

La falta de relaciones o la dificultad para entablarlas (la carencia de habilidades sociales), influye negativamente en la autoestima y puede predisponer a manifestar comportamientos agresivos y a padecer enfermedades como ansiedad, estrés o depresión.

Las habilidades sociales se aprenden a lo largo de la vida, mediante la combinación del desarrollo de la persona y el proceso de aprendizaje.

Aprendizaje en Naturaleza

​El aprendisaje en naturaleza exige contar con conocimientos sobre el equipamiento, la ropa, técnicas de primeros auxilios y orientación, esto permite relacionarse con los espacios naturales de forma efectiva y eficiente - reforzado por los valores internalizados en los módulos anteriores - para contar con la confianza de manejar todas las complejidades que presenta un espacio educativo silvestre.

CABEZA
PIES
Creatividad en espacios naturales

Construir espacios de aprendisaje, creacion y motivacion a traves del uso de la imaginacion, la inventiva y la observacion de la naturaleza como fuente constantes de creatividad, adaptacion  y vinculacion en los espacios sistemicos existentes, estimula en los individuos el fortalecimiento de su autopercepcion como seres creadores y autonomos.

MANOS